DLC: El curro del gaming

No es novedad la llegada de los DLC a la industria de los videojuegos. Aquellos que somos aficionados, así como los amantes de la música, tenemos un gran problema al adquirir algún producto que nos ofrecen: es muy costoso adquirir una copia original. Ya sea en formato físico o virtual, la mayoría de las transacciones son en dólares y si bien los últimos son más baratos, formando parte de una tramoya donde las desarrolladoras encuentran una pequeña mina de oro. La estrategia hoy en día en lanzar juegos geniales que atraen mucho por sus bajos costos pero que están incompletos.

A muchos nos parece una locura semejante situación, pero ya se volvió bastante aleboso, en especial en los juegos de lucha (Super Smash Bros/Street Fighter V). Tal vez eso asegure que no haya que esperar tanto por un solo título y que el juego que nosotros consigamos no se vuelva obsoleto en poco tiempo, es más, se podría comparar con la ventaja de pagar en cuotas por sobre el contado. Pero cuando nos ponemos a analizar la diferencia de plata que se nos genera entre un juego nuevo y completo a comprarlo por partes, salimos perdiendo.

De la misma forma, los títulos que hoy se presentan como Free To Play (gratis para jugar, una verdad a medias), también están plagados de micro pagos para hacer cada cosa. Tomemos como ejemplo Angry Birds: La saga de puzzles que tanto ha crecido en los últimos años ha tenido un cambio rotundo. Algunas plataformas la ofrecían de manera gratuita, otras, a cambio de unos pocos dólares. Pero a medida que fue creciendo, empezaron a explotar a las aves. Hoy en día está disponible Angry Birds 2, una versión mucho más elaborada y con algunas modificaciones en la estrategia de juego. A diferencia de su antecesor (que nos permitía jugar las veces que queramos hasta resolver el nivel), éste nos da solo 5 vidas para jugar. Al terminar esas 5 vidas tenemos dos opciones: O esperamos más de una hora para volver a tener las 5 o podemos pagar centavos de dólar para que las recarguen automáticamente. ¡Es una locura!

steamworkshop_webupload_previewfile_248435114_preview

Muchos dirán que es mi opinión está basada en que soy un ratón o un miserable, pero no hay nada más alejado de la realidad. Opino pensando en aquel jugador que viene desde hace años con un sistema en el que compraba juegos completos y a lo sumo después llegaría una eventual expansión, la cual cambiaba varios aspectos del entorno del videojuego en cuestión y no solo agregaba algún que otro elemento. En cambio, los DLC son simplemente uno o dos personajes o armas o trajes para tus personajes que poco o nada influyen en la experiencia de juego.

Otro ítem a destacar son los elementos que se venden como complementarios al juego. Si vamos al caso de Uncharted 4, que tanto hype ha generado entre usuarios de PS4, uno puede comrpar sombreros, chalecos, armas, etc… Muy parecido a Team Fortress 2 (Free to Play) de Steam. Son elementos que solo modifican los complementos visuales del juego, o en todo caso (como ser el armamento de TF2) nos dan una relativa ventaja sobre otros jugadores.

 

Seguramente las desarrolladoras se justificarán en tener éstos métodos como para acercar más juegos a nuevos jugadores y de paso combatir la piratería, pero una cosa es muy clara: vuelta que le demos lo que buscan es sacarle la mayor ventaja posible a un título, mantener a los gamers enganchados y así exprimirlos como si no hubiese mañana.

Written by: admin

No comments yet.

Leave Your Reply

INFORMEGAMER

Noticias, reseñas opinoón. Todo lo que te interesa y lo que tenés que saber del mundo del gaming en español.

Todos los domingos a las 19, streaming en vivo desde nuestra fan page en Facebook para darte un resumen de la semana.